SUGERENCIAS PARA EMPRENDEDORAS - Episodio 4

Espacio de reflexión

SUGERENCIAS PARA EMPRENDEDORAS - Episodio 4

Correo.

Desde hace 3 años estoy intentando abrirme camino con un emprendimiento propio. Primero lo ntenté con velas artesanales y luego con accesorios de ropa para mascotas. En las dos oportunidades no tuve éxito. No sé qué hacer porque no hay empleos y estoy asustada de volver a fracasar si emprendo algo nuevo.

 

Martha Luz Guzmán.  Córdoba.

 

EL CAMINO AL ÉXITO NO ES DIRECTO.

A pesar que hay muchas las personas que se entusiasman y trabajan sin descanso para llevar adelante una idea de negocio, la gran mayoría no logra concretar sus objetivos. Esta frustración y pérdida económica las hace sentir frustadas, destruyendo su autoestima y alimentando la cabeza con pensamientos negativos.

Una emprendedora debe estar mentalmente preparada para el fracaso. Debe saber que no basta tener una buena idea o ponerle ganas al trabajo para alcanzar un objetivo. Son muchos los factores que conspiran para impedir que los sueños se concreten. Lo habitual es que el camino hacia una meta esté plagado equivocaciones y fracasos como consecuencia de ideas no viables, errores de cálculo, falta de organización, imprevistos, desconocimiento del negocio o porque el producto no tuvo la aceptación del mercado que esperábamos.

Una emprendedora debe saber que el camino al éxito no es directo ni apacible. Por el contrario está  lleno de diagonales,  calles sin salida y turbulencias que azotan con fuerza.   Es un camino plagado de obstáculos y contingencias que impiden que la mayoría de los emprendedores puedan concretar sus objetivos y acumulen fracasos.  Por tal motivo,  es esencial que las que se animan a emprender tengan una elevada flexibilidad y plasticidad mental para superar los fracasos y no darse por vencidas aun vencidas. Sólo las que tienen la capacidad de sobreponerse,  cambiar su plan original cuando es erróneo, abandonar las ideas inviables o modificar sus proyectos para adaptarlos a los nuevos escenarios sociales alcanzarán finalmente el éxito.

Una emprendedora no puede ser caprichosa ni enamorarse ciegamente de una idea que no genera resultados positivos. Un emprendedora tampoco puede frustrarse si un proyecto no prosperó. Para alcanzar el éxito debe tener gran flexibilidad para  estar recalculando constantemente sus planes de acuerdo las respuestas del mercado. Debe entender que el camino al éxito no es directo y aprender de los errores para volver a empezar con más sabiduría.

Las emprendedoras exitosas tienen en su historia personal muchos fracasos y frustraciones. Si lograron alcanzar el éxito fue porque no se dieron por vencidas. En vez de lamentarse y abandonar su impulso emprendedor, aprendieron de sus frustraciones y errores para volver a empezar. La flexibilidad para cambiar una idea inservible, la fortaleza para superar fracasos, la voluntad para reponerme a la desazón,  el deseo de triunfo y la perseverancia fueron las claves para alcanzar sus metas.    No hay que olvidar que si el camino al éxito fuera directo y sin turbulencias el mundo estaría plagado de millonarios.  

Ernesto Sandler

What's Your Reaction?

like
0
dislike
0
love
0
funny
0
angry
0
sad
0
wow
0